Cartas escritas con semen

El MI6, descubrió que el líquido corporal, podría utilizarse como una tinta invisible, ya que brilla intensamente bajo la luz ultravioleta, pero no reacciona a las sustancias químicas de detección.

Las pruebas están detalladas en una entrada del diario escrito durante la Primera Guerra Mundial, por un alto miembro de la Servicio de Inteligencia Secreta.

Walter Kirke, escribió en junio de 1915 que Mansfield Cumming, el primer jefe del SIS, ”abrió una investigación de tintas invisibles en la Universidad de Londres”.

En octubre, señaló que “el semen es la mejor tinta invisible “, porque no reaccionó a los métodos habituales de detección”.

También tenía la ventaja de ser fáciles de conseguir. Sin embargo, el descubrimiento también llevó a algunos problemas, el agente que hizo el descubrimiento tuvo que ser trasladado de su departamento después de convertirse en el blanco de las bromas.

También tenían que utilizar semen fresco, de lo contrario comenzarían a notar olores extraños.

Las revelaciones se incluyen en el nuevo libro del MI6: La Historia del Servicio de Inteligencia Secreto de 1909-1949 por el profesor Keith Jeffery.


Designed By Seo Blogger Templates